Fotografos Vigo | Fotografos Ourense | Fotografos Galicia | Fotografos Coruña | Fotografos Santiago | » Fotografía documental de boda en Galicia. Fotógrafos de boda en Vigo.

Hazlo

Esto no va de que bueno soy y que bien lo pinto. Esto es una reflexión sobre mi experiencia como ponente en Bodaf 16 Oporto, y sobre todo esto es un striptease personal:)

Hace ya 7 años que me dedico a fotografiar bodas… y aquí viene la parte original del texto, algo que nunca has leído o escuchado:):

Es un trabajo que me encanta y que me apasiona. Gente en un día muy feliz haciendo, expresando, sintiendo y riendo delante de mi cámara todo el rato, esto es genial y disfruto enormemente con esta especie de “caza” o mas bien “pesca” fotográfica de momentos. Pero no solo me gusta por eso.

Esta profesión para mi es mucho mas que eso, yo la utilizo como una herramienta, como una forma de conocerme a mi mismo y de avanzar.

Podría decir que hasta hace 7 años la parte que realmente conocía de mi era muy pequeña, estaba muy limitado por lo que los demás veían en mi, por lo que se esperaba de mi, por lo que se suponía que tenia que ser y sobre todo, creo que por tener una vida demasiado tranquila o lineal. No digo fácil, sino algo así como predefinida.

No tenia trabajo fijo, pero concatenaba contratos temporales largos en la misma empresa, tampoco tenía buenos ingresos, ni tan siquiera era un buen trabajo, pero aparentaba ser algo seguro, algo normal, lo que todo el mundo quiere, o eso se dice. Y después, pues lo típico, ganas cuatro duros te metes en una hipoteca… y sota, caballo y rey.

Pero por mi camino se cruzó la muy buena suerte y me echaron del trabajo después de terminar un contrato por 5 años. Fue en mayo de 2009. Para mi fue un día extraño, tenia que poner cara de ”joder que putada que me largaron del trabajo” pero en realidad fue un día feliz, feliz por dentro eso si, no me pareció apropiado mostrarme contento de cara a los demás. Pero fue mi oportunidad, de otra manera creo que nunca habría dejado ese trabajo que no me gustaba y me amargaba, por aquel entonces no me atrevía a hacerlo.

Después de este día vino una larga historia de problemas, decisiones difíciles, errores, incertidumbre continua y felicidad.

Siempre me he visto atrapado como entre dos formas de ser y llegado este momento se revelaron claramente ante mi. Por un lado estaba el pensamiento de que yo creía no ser la persona idónea para dedicarme a este negocio, no confiaba en mi, me veía demasiado tímido, no conocía ni sabia nada de como llevar un negocio y me creía con escasísimas dotes comerciales.

Y por otro lado estaba mi otro yo, siempre estuvo ahí, mas subterráneo, menos audible pero mas persistente, el que me decía todo el rato machaconamente: hazlo, hazlo, hazlo, hazlo… así que lo hice.

Decidí no volver al trabajo anterior, del que me volvieron a llamar hasta 3 veces para ofrecerme de nuevo el “nosecuanto” contrato concatenado por X años, dije no y decidí hacerme fotógrafo, que en realidad era para lo que había estudiado un porrada de años antes y lo tenia totalmente oxidado… o esto creía yo.

Para mi fue un salto al vacío, supuso saber que tendría que enfrentarme a muchas cosas que me daban realmente pánico, pero sin embargo lo acepté. Y también fue cuando me di cuenta de que ya no había marcha atrás y que la seguridad (en realidad falsa) que pensaba que tenia antes, ya no me acompañaría mucho mas tiempo.

Desde ese momento, la voz de “hazlo” a ido creciendo enormemente y haciendo casi inaudible a la de “no puedo”, hasta un punto que no me podia imaginar hace algún tiempo. Esto tiene sus consecuencias, no es gratis, tiene su peaje, a veces toca sufrir, pero me cuesta mucho decirle que no a un reto, prefiero meterme y que me salga mal a tener en la conciencia el peso de lo que hubiera podido pasar si lo hubiera hecho. Eso es matador.

Gracias a mi trabajo estoy conociéndome cada vez mas y lo mejor de todo esto es que muchas veces me sorprendo de mi mismo, hay partes de mi que estaban ahí dentro y yo no lo sabia, de no ser por los retos y problemas que se cruzan en mi camino jamás lo descubriría.

A veces veo que salen palabras por mi boca o hago cosas que no son lo que yo creía estar pensando, son en realidad lo que yo soy, es como un nivel por debajo del pensamiento común que tenemos todo el rato en la cabeza hablando sin parar. Si tu también lo has sentido sabrás de lo que te hablo.

¿Y por que te cuento todo esto? Por que me apetece.:)Y también porque me parece la parte mas interesante de la charla que di en BODAF OPORTO, el mayor evento de conferencias de fotógrafos de bodas celebrado en Portugal.

Esto es una reflexión que va de como una persona a la que le da PÁNICO hablar en público acepta una propuesta para hablar una hora y media delante de 300 y pico personas sin dudarlo ni un segundo. Se que no ha sido la mejor charla que puedo dar, es muy mejorable, dentro de 10 veces mas lo haré mas bien, pero fue la mejor que pude dar en ese momento.

En realidad todo esto que has leído es la parte anterior a la charla, el proceso mental y emocional previo que me llevo a hacer algo que me daba autentico terror.

Bueno, a estas alturas quizás te preguntes de que iba la charla jejeje.

Cuando me propusieron dar la charla pensé sobre todo en como podia ser util a los que me escuchaban, que es lo que a mi me gustaría que alguien me contase hace unos años. Se que la gente en principio espera que hables mas de fotografía y de técnicas, y no tanto de productividad, gestión y cosas así, aunque creo que es algo de vital importancia si no quieres morir en el intento, así que también hablé de eso.

Pero a mi lo que realmente me parece mas util de todo lo que dije es la parte de hacerse preguntas, de plantearse los porqués, el como o para que, cuestiones que parecen sencillas, hasta facilonas, pero que son la base y lo mas importante para conseguir lo que queremos.

¿Por que hago lo que hago? ¿Me gusta hacerlo así? ¿De que otra manera me gustaría hacerlo? ¿Que es lo que quiero conseguir? ¿Me esta funcionando bien este método?

Yo conté mis porqués, mis preguntas y las respuestas que le fui dando a cada una a lo largo del tiempo, hablé de mis objetivos, de lo que quiero y de por que lo quiero y del método que sigo para hacer las cosas. Esto sirve como ejemplo, pero cada uno tiene sus preguntas y sus respuestas, no hay una sola forma de hacer las cosas, hay tantas formas como personas.

Alguien dijo que el principal problema que tenemos las personas en la vida es que no sabemos que queremos hacer con ella y esto nos paraliza y nos impide poner en marcha todo el potencial del que disponemos. Yo estoy de acuerdo con ese alguien.

Camino y senda que alguien se propone seguir en lo que intenta o procura. Esta es la definición de RUMBO, el nombre que le di a la charla.

Hablé sobre todo de como conseguir aquello que nos proponemos, o mas bien de como a mi me gusta hacerlo. Me gusta trabajar con objetivos, marcar el camino a seguir para llegar a lo que quiero y de como la constancia, los hábitos, pero también la flexibilidad nos pueden llevar a caminar por caminos que no imaginábamos posibles.

En mi caso todo este proceso se puede resumir por orden temporal en:

1- Foco en lo que quiero conseguir.
2- Constancia en el camino marcado, hábitos.
3- Locura, revolución total, todo del revés.
4- Vuelta al camino marcado o reenfoque.

Pero lo mas importante que yo puedo decir y resumir de toda esta experiencia, el germen de todo, es que si eso que tu sabes está dentro de ti, que si está martilleando en tu cabeza machaconamente, que si no se calla ni por un solo momento, entonces NO LO DUDES:

HAZLO
HAZLO, HAZLO, HAZLO, HAZLO, HAZLO, HAZLO, HAZLO, HAZLO, HAZLO, HAZLO



 

 

Compártelo!

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*